ASOCIACIÓN DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA, PARA LA REFLEXIÓN Y DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD Y DE LAS ALTAS CAPACIDADES.
Altas Capacidades Arca

Rebecca Reagan: metodología de contrastes en escritura

 

Rebecca Reagan: metodología de contrastes  en escritura

La escritura es uno de los retos del profesor ante su alumnado. Hacer escribir, con cierto criterio, a un estudiante es enfrentarse a una retahíla de “no se me ocurre nada”, “ahora qué pongo”, “no sé cómo seguir” y  “me aburro”. Si estas quejas las salpicamos con media docena de “profe, profe, profe” nos podemos hacer un cuadro más o menos aproximado de la situación.

Los mapas de escritura ofrecen una solución a esta cuestión. Organizando los conceptos y estableciendo una estructura cara del texto que se quiere escribir, el estudiante sigue un camino a partir del cual desarrollar su trabajo.

Rebecca Reagan, del Centro Nacional para la Enseñanza del Pensamiento, presentó esta propuesta durante el IX Congreso FNCE (Fundación Nuevas Claves Educativas). La metodología es sencilla y pretende abarcar todo el proceso de escritura desde que se piensa el primer borrador hasta que se llega al texto definitivo.

Uno de los ejemplos de Reagan se basa en los contrastes entre dos relatos:

mapa de escritura

En este caso, se ofrece al alumno dos historias de dos personajes (Lincoln y Douglass en el ejemplo) y, a continuación se les presenta un mapa para que contrasten la información (pinchar en la imagen para ver a mayor resolución). Esta guía permite al estudiante contar con una serie de datos de partida previos a su propio proceso de escritura que le facilitará el trabajo.

Hay muchos más modelos de mapas: cartas persuasivas estructuradas en párrafos con indicaciones claras de que debe contener cada una (presentación, exposición de motivos, argumentos en pro y en contra, sugerencia), esquemas sobre toma de decisiones (opciones, consecuencias de cada una de esas opciones, refuerzos y riesgos para tomar cada una de ellas…).

El profesorado puede encontrar, o crear, diversos mapas según las necesidades de sus alumnos o sus propias expectativas. Sin embargo, a pesar de la utilidad de estas técnicas, desde ARCA nos surgen algunas preguntas:

 

–       Dentro de las altas capacidades, ¿no supone un condicionamiento excesivo marcar estas pautas?

–       A pesar de que es complicado motivar para la escritura (salvo excepciones), ¿queremos asumir el riesgo de interferir lo menos posible en este proceso para ver donde llega cada estudiante por sí mismo?

 

Esto no supone, en ningún caso, apoyar un trabajo sin guía en el que el profesor sobra, sino intentar reducir la autorización al mínimo para cuando el propio alumno la reclame u observemos que esté estancando.

 

 

 
Comments