ASOCIACIÓN DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA, PARA LA REFLEXIÓN Y DESARROLLO DE LA CREATIVIDAD Y DE LAS ALTAS CAPACIDADES.
Altas Capacidades Arca

Habilidades y talentos

HAB.

Uno de los lastres para la comunidad educativa y en los test de inteligencia es que sólo se hace énfasis en la memoria y el conocimiento, dejando a un lado otras habilidades importantes. Para  Robert Sternberg la creatividad es la habilidad para generar ideas o productos originales y útiles, no viene dada genéticamente, sino que se desarrolla a través de la experiencia. La creatividad es una actitud de vida, no es estática, va unida a verbos como crear, desafiar, redefinir y a expresiones como “ver lo que otros no ven”, acciones como generar ideas, y venderlas (esta última acción siempre lleva consigo la aceptación, pero normalmente las ideas creativas, redefinidas, originales y desafiantes  no son muy populares). Por esto, una actitud creativa lleva intrínseco la capacidad de tomar riesgos con sentido, la insistencia del poder de decisión.

Existe también la habilidad analítica que describen los test de inteligencia, la habilidad práctica (o sentido común para Sternberg), que si bien  se relaciona con la inteligencia académica, todos sabemos que el cociente intelectual no dice nada del sentido común de las personas. Si no se enfatiza en la habilidad práctica perdemos acciones y procesos de ejecución y desarrollo de ideas.

 Pero queda la habilidad más importante para Sternberg: la sabiduría y ética que  define con el ejemplo de “puede haber personas listas y altos cocientes intelectuales, pero con poca sabiduría: la habilidad de utilizar el conocimiento e inteligencia para realizar una bondad común, de metas que mejoren el mundo, un mundo y un lugar mejor para vivir, y que duren en el tiempo”. Los test no miden ni sabiduría ni ética, y viendo los acontecimientos del mundo y sociedades actuales, el fracaso surge de mirarse  en el propio ombligo, del narcisismo educativo en el que prima el “yo” y pensamiento en sí mismos, reflexionamos sobre si la sociedad necesita menos individualismos y cantidad de conocimientos, y más habilidades creativas, prácticas y sabiduría o como dice Sternberg “una amplia definición de las habilidades de las jóvenes y  no sólo tener en cuenta la habilidad de adquirir conocimientos”.

Y si no….os sugerimos haceros la pregunta con la que Sternberg inició su ponencia: ¿Creéis que se desperdician los talentos?

 
Comments